Ensayos clínicos ó cínicos

Cuando asistimos a una crisis de valores que se manifiesta de diferentes formas y en diferentes ámbitos de la vida social, vale la pena llamar la atención sobre una práctica que debe ser corregida y mejorada con miras a reforzar la investigación científica, rescatando su sentido de verdad más allá del lucro de una industria.

Hay ensayos internacionales que incumplen normas éticas, como lo señala en un artículo Dennis Normile en Science.

ensayo-clinico

Los países en desarrollo son atractivos para realizar ensayos clínicos y las empresas farmacéuticas cada vez realizan más ensayos en estos países.  Sin embargo, muchas están empleando prácticas cuestionables.

Conducir ensayos clínicos en sitios donde la institucionalidad es frágil puede ahorrar tiempo y dinero. El número de pacientes necesarios se consigue más rápidamente y acelera el desarrollo de fármacos, lo que puede aportarle a las empresas un año más de exclusividad en sus patentes.

De otro lado, los países también ganan dinero y capacitación de personal en hospitales, escuelas de medicina e instituciones de investigación.

En particular, el número de ensayos que se llevan a cabo en China e India está aumentando, pero ambos países tienen deficiencias en su conocimiento sobre ensayos y en la supervisión ética.

Un reciente estudio reveló que sólo 207  de 2.235 ensayos ‘aleatorios’ reportados en publicaciones chinas estaban apropiadamente distribuidos de forma aleatoria. Y en India, la mayoría de los potenciales investigadores carecen de las habilidades necesarias para llevar a cabo esos estudios.

Los pacientes con frecuencia son manipulados para participar en los ensayos, mientras que el amplio analfabetismo facilita soslayar los procedimientos del consentimiento informado. Quienes patrocinan frecuentemente tientan a potenciales participantes con pagos masivos y medicamentos costosos.

Para combatir éticas dudosas, editores de revistas científicas en ambos países han acordado informar sólo sobre los ensayos que son registrados públicamente antes de iniciarse.

Los registros y las políticas de las revistas científicas son un buen comienzo para ayudar a que la supervisión ética concuerde con la creciente participación del mundo en desarrollo en ensayos clínicos, dicen científicos chinos e indios.  Sin embargo, debe prestarse la adecuada atención a este fenómeno para que otros actores presentes en esta cadena, refuercen los controles que impidan caer en la tentación de usar al ser humano “pobre” como instrumento de laboratorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s