Cultura digital vs reglas de juego

He visto hace unas horas en una entrevista a un responsable político, gestor cultural y para más señas ministro de cultura, en la que a preguntas planas y contrapreguntas chatas sobre la piratería digital, respondía con una diatriba extensa sobre el derecho de los creadores a vivir de su trabajo. La sensación al final del desaguisado era que ni uno, ni otra (la periodista), sabían muy bien de qué estaban hablando. Ambos movidos por la imagen del calavera informático que se roba el trabajo de los otros, se lanzaban a su cacería poniendo ejemplos para sensibilizar a la audiencia frente a este fenómeno, en los que quedaba de manifiesto que el propio ministro no entendía muy bien la esencia de estas tecnologías. Las reglas de juego analógicas que aún rigen nuestras leyes de propiedad intelectual se han convertido en algo obsoleto, inútil y casi siempre perverso en la era de la sociedad red, algo que los protagonistas de esta historia parecen no comprender.

peace_love_linux_0

Leí un breve artículo en el blog colectivo Manzana Mecánica que me pareció interesante a la hora de divulgar una serie de conceptos que cada vez están adquiriendo más presencia en nuestra cotidianidad: “Cultura Libre”, “Código Abierto”, “Derechos Digitales”, “Piratería digital”, “Cultura Digital”, entre otros. Ya habrá tiempo de seguir reflexionando sobre estos temas, por lo pronto transcribo estás líneas:

“Cultura Libre”, “Código Abierto”, “Neutralidad Tecnológica”, “Derechos Digitales” … ¿de qué se trata todo esto? ¿qué es lo que quieren estos frikis?

Como plantea la gente del Open Rights Group, los políticos y los medios informativos no siempre entienden las nuevas tecnologías, pero comentan y legislan de todas formas. El resultado es periodismo mal informado y leyes que producen retrocesos sociales y tecnológicos. Por otra parte el público, a menudo por desconocimiento o desinformación, otras veces por creer que estos son problemas para frikis, no se dan cuenta de cómo la mala información y las malas leyes los afectan.

Para mí, los desafíos principales están relacionados con la libertad de expresión, la promoción de la innovación, el desarrollo de la cultura y la ciencia, los derechos del consumidor, la privacidad de los ciudadanos y la transparencia de los gobiernos. Esta es mi visión personal del asunto, no necesariamente la del resto de los MM.

La libertad de expresión y otras libertades civiles pueden y deben preservarse y extenderse en el mundo digital. El correo electrónico, los blogs y en general el periodismo ciudadano están transformando el mundo y otorgando el poder de crear opinión a los propios ciudadanos. Esta oportunidad no sirve de nada si los gobiernos censuran o permiten que los privados censuren, como sucedió cuando la Secta de la Cientología logró usar la DMCA de EEUU para que Google quitara enlaces a información sobre las creencias de la secta.

La promoción de la innovación es central para el progreso y para el desarrollo económico. Por eso, muchos sistemas legales incluyen derechos de patentes, diseñados para promover la innovación al otorgar un monopolio breve sobre los derechos de explotación de las invenciones útiles. En una completa corrupción del sistema, en los últimos años este monopolio no es ni breve ni sobre invenciones útiles, y se usa simplemente como una herramienta para litigación que frena la innovación y da origen a la tragedia de los anti-comunes.

El desarrollo de la cultura y la ciencia siempre han sido procesos colaborativos, que se han beneficiado de la existencia de una base común de conocimiento compartido y abierto. La herencia cultural del mundo entero se ha construido mediante la interacción de creaciones provenientes de distintas fuentes. El proceso científico en sí, simplemente no es compatible con el secretismo ni con el aislamiento. El desarrollo tecnológico requiere interoperatibilidad y neutralidad tecnológica. La educación requiere un acceso irrestricto al mejor material educativo que se pueda construir. Los avances tecnológicos, médicos, culturales de los que disfrutamos surgieron en un contexto abierto y herramientas nuevas como las licencias Creative Commons permiten hacer crecer este acervo.

Los derechos del consumidor están siendo reducidos en la era digital por lobbies muy poderosos que han inclinado la balanza en favor de grandes empresas, y en contra de la mayoría de los consumidores. Iniciativas como Un Trato Justo para Todos buscan mantener para los usuarios el más amplio acceso a la cultura y sus bienes, manteniendo un balance de derechos más razonable que el “balance” que proponen las empresas que explotan los derechos de autor (todo para ellos, nada para nosotros).

Finalmente, las nuevas tecnologías permiten que los gobiernos que no tienen ciudadanos conscientes y activos puedan invadir la privacidad de las personas en formas antes impensadas. En Julio de este año el gobierno de Bush le otorgó a las empresas de telecomunicaciones que les ayudaron a espiar a sus ciudadanos (por supuesto para protegerlos de la amenaza terrorista), inmunidad retroactiva por sus delitos. Afortunadamente, las mismas tecnologías permiten formas de transparencia gubernamental que hagan a los gobiernos más responsables frente a sus ciudadanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s