Desgarro

nino-gaza

Esta es la tierra, donde el sufrimiento
es la medida de los hombres. Dan
pena los condes con su fiel faisán
y los cobardes con su fiel lamento.

La belleza nos sirve de tormento
y la injusticia nos concede pan.
Un día brindaréis por los que habrán
convertido el dolor en fundamento.

Los que vivimos para dar alcance
a tan inmensa luz que hoy no podría
un dios mirarla sin quedarse ciego,

aún tendremos que agotar el lance:
arrojar al silencio la agonía
como quien tira el corazón al fuego.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señaló hoy que más de 300 niños palestinos han muerto y más de 1.500 se encuentran heridos como consecuencia de la invasión israelí a la Franja de Gaza.

“No se trata sólo de números. Estas cifras hablan de vidas de niños interrumpidas. Ningún ser humano puede ver esto sin conmoverse. Ningún padre puede presenciar esto sin pensar en sus propios hijos”, apuntó Ann Veneman, directora ejecutiva del organismo.

Es una situación trágica e inaceptable, agregó Veneman.

Recordó que los niños conforman la mayor parte de la población de Gaza y cargan el peso de un conflicto que no es de ellos.

Advirtió que el impacto de las armas letales será mayor entre los menores con las fuerzas israelíes avanzando en las áreas urbanas densamente pobladas, por lo que instó a las partes a tomar todas las medidas necesarias para proteger a los pequeños.

Veneman señaló que UNICEF hace todo lo que puede por asistir a los niños con los bienes básicos más urgentes, pero advirtió que más allá de satisfacer estas necesidades inmediatas, los menores precisarán atención especializada para aliviar los profundos traumas derivados de la violencia que están viviendo.

“Sólo cuando cesen las hostilidades los niños podrán empezar el largo viaje de vuelta al más fundamental de sus derechos: el de vivir libres de violencia física y mental”, puntualizó la titular del Fondo.

Fuente: Versos: Antonio Gamoneda; Texto: Centro de noticias ONU; Imagen: Scenes from the Gaza Strip

2 Respuestas a “Desgarro

  1. Estos actos de brutalidad me hacen reflexionar acerca de la violencia física, en la ley del más fuerte. Así mujeres, niñ@s, ancianos y otros se ven una vez más maltratados por un orden social basado en la violencia del más fuerte, el que tiene más armas, más dinero, el ser supremo sobre sus sometidos. El ser masculino se cree Dios por eso lleva nombre de varón y se permite hacer y deshacer en este Paraíso sin retorno, mientras el universo femenino, la energía proveedora de vida (cualquiera que sea la intepretación) se ve expuesta a perderlo todo por el latigazo de la violencia.

    Los hombres y las mujeres, cualquiera que sea nuestro sexo debemos deconstruir los patrones de poder. El “poder sobre” es el poder que ejerce la violencia y el “poder para” es la capacidad de trasnformar las situaciones sin el uso del sometimiento. Tristemente somos tan bipolares que nos creemos que nuestros genitales determinan la forma de ejercer el poder y sobre quien podremos ejercerlo. Es como ser descendiente de un colono, nacer con un apellido u otro, tener las narices más o menos anchas (como diferenciaron a Utus y Tutsis), diferenciaciones que nos parecen escandalosas sin poner en evidencias. ¿Porque no cuestionamos como nos condiciona y condiciona a otros nuestro sexo?. Mientras no haya una conciencia colectiva de este misterio nunca regresaremos a la paz.

  2. Pingback: Seducción « Sociedad en desarrollo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s