Mitos de creación

“Las cosmologías ubicaban la sociedad y su entorno en el universo. Todas las cosas adquirían un lugar y un sentido, y se entrelazaban en un profundo simbolismo.  Los mitos contaban que al inicio de los tiempos, los creadores dieron a la gente lo necesario para la vida…

Las sociedades prehispánicas manejaron un vasto conjunto de plantas, algunas con importantes usos religiosos.  Plantas sagradas como el tabaco, la coca, el yagé, el yopo y muchas más fueron empleadas por los chamanes para adentrarse en la dimensión espiritual de la realidad y visitar los otros niveles del cosmos.  El consumo de estas plantas, junto con ayunos, sonidos, efectos lumínicos y movimientos corporales repetidos, inducía el estado de trance que hacía visible lo invisible y enseñaba los secretos y poderes del universo.

Los chamanes y sacerdotes eran expertos en el procesamiento y consumo de la flora sagrada, en sus usos culturales y en reconocer a los distintos espíritus encontrados en los trances. Los aspirantes a sacerdote eran entrenados por maestros ancianos y sabios.  Pasaban años encerrados en templos y cuevas sin ver la luz del sol, sometidos a dietas sin sal ni ají y a muchas otras restricciones.

El chamán, bajo el efecto de las plantas de poder, conectaba los diversos mundos. Viajaba por el del medio, el superior y el inframundo, para poner en comunicación a todos sus seres.

La coca fue utilizada en rituales de adivinación, curación de enfermedades y ofrendas. Como alimento espiritual, las plantas sagradas debían ser ofrecidas por los hombres a sus dioses. En la Región Andina se cultivaba la coca novogranatense o colombiana. Para optimizar el efecto estimulante, sus hojas secas se mezclaban en la boca con la cal guardada en el poporo.

El yopo, un potente alucinógeno extraído del árbol Anadenanthera, llegaba de los Llanos Orientales. Se inhalaba con una cucharita o un hueso de ave desde bandejas decoradas con animales que evocaban las transformaciones experimentadas.

Una amplia variedad de cuencos, cucharas, inhaladores y bandejas fue empleada en el consumo de las diferentes preparaciones del tabaco, el yagé, el yopo y demás plantas de los dioses.”

o16146asVisitar el Museo del Oro (Bogotá, Colombia) es una experiencia extraordinaria.  Los mitos de creación de las diferentes culturas prehispánicas nos hablan de la integración, la transformación y la conectividad.  Todos conceptos contemporáneos que hoy emergen bajo la novedad del desarrollo tecnológico de este tiempo.

Vale la pena conocerlos para poder mirar hacia adelante.  Vale la pena saber que no solo del consumo en los centros comerciales viven los humanes.

Fuente: Museo del Oro

Una respuesta a “Mitos de creación

  1. Yo he visto el museo del oro de Bogotá gerenciado por el Banco de la República y me encantó. Una de las cosas más llamativas fueron los canales hidráulicos de la cultura Zenú. Algo que se conoce muy poco y que nos reta hoy en día sobre la sostenibilidad y productividad acorde con la naturaleza que estos habitantes eran capaces de lograr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s