Responsabilidad con la realidad

Una de las “ocupaciones de esta bitácora” es la de proponer puntos de vista sobre la idea de desarrollo.

El sentido de responsabilidad de cada uno sobre la realidad que habita es una de las condiciones imprescindibles para alcanzar niveles aceptables de ciudadanía y democracia.  En los proyectos de cooperación al desarrollo no es fácil romper el ciclo perverso de “ayuda” que objetiviza al “otro” y lo convierte en un cosumidor de asistencia.

Malecón de Santo Domingo

Hoy he leído un breve artículo de Andrés Schuschny en el que analiza el carácter ontológico de la realidad y propone un enfoque moral que vale la pena tener en cuenta.

¿Hasta qué punto cada uno de nosotros es responsable de conformar la realidad económico-socio-ambiental que nos circunda?. La realidad es un pálpito colectivo que late en cada uno de nosotros, estoy convencido que es una creación de la que todos somos responsables, y por eso, nuestra intervención, en cualquier ámbito o escala que consideremos, es parte de su constitución. Nuestros pensamientos y acciones por insignificantes que parezcan contribuyen a afirmar y revalidar la situación que nos circunda. No basta con observar y criticar a los demás, a la política, a los ricos, al corrupto de turno, etc., si no somos capaces de ponernos en cuestión y darnos cuenta que, por infinitesimal que parezca, nuestra forma de involucrarnos en la realidad, tanto a través de nuestras acciones como de nuestros pensamientos, es responsable de constituirla y cristalizarla.

Toneladas de tinta y papel se insumen intentando explicar cómo deberían desarrollarse las naciones. Los anaqueles de las bibliotecas están plagados de recomendaciones de políticas sociales y económicas que tratan al desarrollo sólo a partir de sus aspectos cuantitativos mensurables. Los problemas sociales y económicos que nos aquejan a nivel global, no son sólo producto de la escasez de recursos materiales o de la perversidad que nos infiere la naturaleza, sino de nuestra deficiente condición para darnos cuenta que cada uno de nosotros es arte y parte de tales problemas.

Estoy convencido de que el desarrollo, en un sentido integral, debería ser pensado como un proceso que involucra elementos, no sólo económicos y sociales, sino que también incorpora aspectos culturales, psicológicos, ambientales y (por cierto) espirituales. Esto es lo que he tratado de explicitar en muchas entradas de este blog.

Es necesario poner al ser humano, a cada uno de nosotros, en el centro de todo el proceso generativo de la realidad, como sus actores-productores, es necesario dejar de pensar en la realidad de un modo objetivable. Más allá del grado, TODOS SOMOS RESPONSABLES.

Tomado de: Humanismo y Conectividad

Una respuesta a “Responsabilidad con la realidad

  1. Gracias por viralizar el mensaje del post!! un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s