El combo

En entradas precedentes, he venido reflexionando sobre las posibilidades de los trabajos colaborativos.  Esta forma de producción puede abrir espacios de interacción social muy enriquecedores.  Vincular esta forma de interacción a la organización de las empresas en busca de un objetivo puede ser una de las innovaciones de los nuevos tiempos.

El siguiente es un ejemplo más.  Es un trabajo de Blu con David Ellis producido por el estudio Cromie.

Fuente: Humanismo y Conectividad

Ni microbios, ni galaxias.

Hoy pensaba en lo “independientes” que son los medios de comunicación: En la manera que tienen los “opinadores” para fijar énfasis diferentes a los hechos que ocurren y proponer interpretaciones que bajo el velo del rigor y la autoridad se presentan como únicas posibles. Tal cosa ha sido histórica.  ¿Qué significa histórico? Me pregunto.

Advirtiendo la situación anterior, me llega una nota al Facebook publicada por Eduard Punset en la que responde a una pregunta: ¿Cuántas realidades existen? Me parece pertinente en el hilo que sigue esta reflexión y por eso he decidido transcribirla a continuación.

En los anales de la pintura llamada naïf –tal vez por su proximidad a la manera de ser de los niños–, hay un cuadro del que fue, probablemente, su pintor más excelso, el haitiano Obin, titulado Pont-médisant sur la route de Millot. Un personaje montado a caballo atraviesa el puente, indiferente a lo que allí se cuece. Apoyado en la baranda de la izquierda, pero de pie, alguien mira al animal como si allí no se barruntara nada, mientras que, sentado en el lado opuesto, otro le habla a una moza de a pie a poca distancia. En el cauce del río, unas plantas verdes animan algo el escenario. Y nada más.

naif

En el cuadro está todo lo imprescindible para montar un relato. Alguien que medita; otro que se desplaza a alguna parte; un tercero que le dice algo ininteligible a una joven en busca de compañía. El pintor oriundo del norte de Haití quiso decirnos «no hace falta más para liarla», basta la fase del chismorreo y la maledicencia. Es una visión tranquila del mundo que nos rodea. No pasa casi nada. Nadie vitupera a nadie. Es lo que aparenta ocurrir cuando se ignora –no tenemos más remedio por nuestro tamaño– la truculencia del mundo microbiano. Somos demasiado grandes para percibirlo y demasiado pequeños para concebir la vida galáctica.

El Pont-médisant… representa más de un 90 por ciento de la realidad. Es la vida antes de que estallen en algunos lugares muy localizados el furor y la desvergüenza: como en Iraq, Afganistán o el Congreso de los Diputados. La casi totalidad de la existencia transcurre en un silencio amoroso: gente que se saca unos a otros los piojos mientras sonríen; ojos penetrantes que desde un banco de piedra miran al río bajar a la mar; conductores de trenes de cercanías que, cuando les dejan, disfrutan del paisaje que va desvelando la máquina; tímpanos apacibles de médicos escuchando los latidos de un corazón ansioso; los entramados emocionales idénticos de los niños y sus mascotas descubriendo el mundo todavía inexplorado; y el esplendor vegetal.

Es cierto, muy de vez en cuando estalla una guerra llamada ‘mundial’ en un lugar muy localizado y se enzarzan a tiros los que estaban sentados en el puente contemplando cómo fluía el río. Es cierto que, en lugar de chismorreos amorosos, hay quien de pronto le grita al de enfrente que está violando el orden natural o el fabricado por ellos mismos. Súbitamente se congregan muchedumbres que parecían invisibles para aplaudir a uno de los dos bandos; rara vez superan el millón de personas de los seis mil millones que se han contabilizado hasta ahora. Pero la práctica totalidad de los medios escritos, visuales y digitales se concentra en el alboroto que están provocando esos cuatro gatos y lo amplifica al relatarlo.

La realidad, no obstante, sigue siendo de forma abrumadora lo que el pintor naïf Obin reflejaba en el cuadro Pont-médisant… Muy por encima y mucho más allá del griterío de unos cuantos, irrumpe y desborda todos los escenarios el descubrimiento de que el caballo siempre procura complacer al jinete; la constatación de que el burro es mucho más afectivo e inteligente de lo que esperábamos, pero que le gusta hacer burradas; la confirmación del universo colosal que está descubriendo con sus primeras palabras la pareja flotando en la orilla izquierda del río, y la contemplación del observador pensativo que con su curiosidad inicia en la otra orilla la transformación de la naturaleza y la revolución científica.

Little birds¿Tanto cuesta desenmascarar a los ruidosos pregoneros del insulto y del dolor? Se diría que su realidad es la única que existe, cuando representa una ínfima parte de la misma.

Música

Las nuevas tecnologías permiten nuevas formas de producción: “participación colectiva”.   En este caso, de producción de ideas creativas.

Bb 2.0 es un proyecto musical concebido por Darren Solomon de Science for girls, desarrollado a partir de contribuciones de usuarios. Los videos se pueden tocar simultáneamente, las bandas sonoras funcionan juntas y la mezcla se puede ajustar con los reguladores individuales de volumen.

El siguiente vídeo es solo uno de los muchos que conforman esta iniciativa.  Si quieres ver el proyecto pincha acá.

Motivación

¿Cuánto vale que el personal de una organización esté motivado?  ¿El garrote y la zanahoria consiguen este propósito?

Los modelos convencionales no funcionan y lo sabemos … Entonces, ¿Qué debemos hacer?

En el siguiente vídeo Dan Pink nos habla de trabajar bajo nuevos modelos de gestión basados en la confianza …

Vodpod videos no longer available.

more about “Motivación“, posted with vodpod

Mapas

En  ISMAR 2009 presentaron métodos para aumentar las visualizaciones aéreas de la Tierra (a partir de herramientas como Google Earth o Microsoft Virtual Earth) con información dinámica obtenida a partir de videos.

“Nuestro objetivo es hacer “Augmented Earth Maps” para visualizar la transmisión en vivo de paisajes dinámicos dentro de una ciudad. Proponemos diferentes enfoques para analizar los vídeos de los peatones y vehículos, y en diferentes condiciones y luego aumentar los mapas aéreos (Aerial Earth Maps:AEM) con información en vivo y dinámica. También analizamos los fenómenos naturales (nubes).”

Un interesante asunto que permite ampliar las percepciones que tenemos de eso que llamamos “la realidad”.

Sin excusas

Hasta hace poco tiempo, desarrollar la creatividad en términos audiovisuales era extremadamente costoso.  Hoy es  menos costoso y por eso se produce mucho más.  El lado oscuro de esta realidad es que al decantar lo que hay por ahí … se observa cómo la creatividad y el talento siguen siendo recursos escasos.

El siguiente video de Magico Nakamura, recoge imágenes de gente alrededor del mundo hechas con su web cam.  Este proyecto es un buen ejemplo de una propuesta que hace unos años habría costado millones.

Vodpod videos no longer available.

more about “Sin excusas“, posted with vodpod

Imágenes

Las imágenes tienen el poder de la evoación.   Con ellas se alimenta la memoria y la imaginación.

Hace unas semanas el periodista y fotógrafo Emilio Morenetti fue herido en un pie mientras realizaba su trabajo en Afganistan.  El trabajo suyo y de otras personas como él, tiene un efecto de sensibilización y llamado de atención para los ciudadanos de muchas partes del mundo, quienes atrapados por la sociedad del “arbolito de navidad”, olvidan que otras formas de vida son posibles y necesarias.

El desarrollo social  tiene muchas aristas.  Las imágenes de personas, instantes, momentos, son las imágenes de las formas de vida que deben ser tenidas encuenta para construir sociedades abiertas y libres.

Gracias a personas como Emilio se hacen visibles los invisibles.

La fragilidad de lo cotidiano

Los recuerdos están construidos de pequeños momentos. Esta colección de situaciones va tejiendo el día a día.

El siguiente vídeo dirigido por William J. Hoffman presenta una serie de momentos de apariencia intrascendente.  Imagenes que nos resultarán conocidas y que van configurando la vida.

Julián Gallo define estos momentos como imágenes en tiempo de paz e invita a pensar en la fragilidad de este tesoro hecho de pequeñas cosas.  Estoy de acuerdo.