La vida en el aire

Muchos confunden los Vencejos con las golondrinas, pero el parecido es superficial, resultado de la adaptación común a la caza en vuelo de diminutos insectos.  Los parientes de estos pájaros oscuros de diseño aerodinámico son, quien lo diría, búhos, chotacabras y colibríes.  De ellos se apartaron mediante cambios evolutivos de morfología y conducta orientados a facilitar la vida en el aire: alas muy largas, con forma de hoz; patas reducidas, para disminuir peso y rozamiento; fauces  enormes, como mangas entomológicas; constumbres migradoras, para aprovechar  las abundancias estacionales de insectos en distintas partes del globo… ¿El resultado final? Como dejó escrito el ornitólogo Francisco Bernis unas insuperabes máquinas de volar (…) capaces de sostener el vuelo horas sin interrupción, dueñas y señoras del enorme estrato atmosférico”.  Los vencejos son, en fecto, los vertebrados más aéroeos que existen y no sólo cazan mientras vuelan, sino que en pleno aire acostumbran a dormir, cortejar e incluso copular un caso tan asombroso como único en el mundo de las aves.

Tomado de: Eduardo de Juana, SEO/BirdLife

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s