Los impuestos a las transacciones financieras, ya.

El 16 de julio un grupo de expertos provenientes del mundo académico y del sector financiero confirmaron la viabilidad y la oportunidad de aplicar un impuesto a las transacciones financieras para generar los recursos necesarios para cumplir los compromisos contraídos con los países en desarrollo.

Los expertos han elaborado un estudio detallado sobre la viabilidad de este mecanismo, respondiendo así a la solicitud de un grupo de 12 gobiernos, que encargaron el documento en noviembre de 2009. Estos gobiernos (Alemania, el Reino Unido, Japón, Francia, Bélica, Noruega, Senegal, Brasil, España, Corea, Austria y Chile) forman parte del Grupo Piloto sobre Financiación Innovadora para el Desarrollo, formado por 55 países y organizaciones internacionales y de la sociedad civil.

Los expertos señalan las transacciones de divisas entre bancos como el mercado financiero donde resultaría más fácil aplicar un impuesto por parte de los estados, debido a las particularidades técnicas que tiene este mercado. Los expertos afirman que estas transacciones interbancarias internacionales de divisas se procesan mediante sistemas informáticos de alta seguridad, y que ya se aplican cuotas sobre estos intercambios, motivo por el cual recaudar este impuesto resultaría sencillo. Actualmente los bancos no están sujetos a la aplicación del IVA, ni a cualquier otra forma de tributación sobre estas transacciones. Los expertos calculan que la introducción de un micro-impuesto de sólo 0’005% sobre las transacciones de divisas sería suficiente para recaudar 33.000 millones de dólares al año. Los consumidores de la economía real no se vería n afectados por el impuesto, dado que los costes de operar a escala individual en el mercado de intercambio de divisas son de 100 a 1.000 veces superiores al impuesto que se propone, y dado que las operaciones que tienen por objeto el comercio de bienes y servicios representa sólo el 3% de las operaciones de este mercado (el resto son operaciones de carácter especulativo sobre tipos de cambio). Estos 33.000 millones supondrían nuevos recursos, complementarios a la Ayuda Oficial al Desarrollo, puestos a disposición del cumplimiento de los compromisos internacionales para ayudar a los países en desarrollo a combatir el hambre, enfermedades, el analfabetismo y otros males relacionados con la necesidad de desarrollo, o el cambio climático.

Desde el Foro UBUNTU se hace un llamado de atención sobre la necesidad de que estos nuevos fondos sean gestionados de manera democrática y participativa, a través del sistema de Naciones Unidas, y con la participación clave de sus agencias y programas de más reconocida solvencia en la lucha contra la pobreza y la exclusión.

Los impuestos a las transacciones financieras están presentes en grandes economías, como en el Reino Unido, en forma de impuesto sobre acciones, o en Taiwán, con su impuesto general a las transacciones de valores. Ha llegado el momento de que los gobiernos paren de encargar nuevos informes, y comiencen a implementar las recomendaciones que ya les han sido formuladas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s