Archivo mensual: agosto 2010

Huevos y democracia

En el blog de DEMOCRACY NOW escrito por su directora Amy Goodman aparece el artículo que transcribo a continuación.  Lo hago porque señala uno de los aspectos más preocupantes sobre los riesgos del modelo económico dominante, cuando muy pocas manos y cabezas son las responsables de llevar a cabo funciones estratégicas para miles de millones. Este modelo también acentúa el riesgo tecnológico y fortalece la peligrosa creencia en el determinismo tecnológico.

¿En qué se relacionan 500 millones de huevos y la democracia? El masivo retiro del mercado de huevos infectados con salmonelosis, el retiro más grande en la historia de Estados Unidos, nos permite ver el poder que las grandes corporaciones tienen, no sólo sobre nuestra salud, sino también sobre nuestro gobierno.

Aunque son muchas las marcas que han sido retiradas del mercado, todas pueden rastrearse hasta llegar a sólo dos granjas de producción de huevos. Cada vez más, la provisión de alimentos está en manos de compañías cada vez más grandes que ejercen un enorme poder sobre nuestro proceso político. Así como pasa con la industria alimenticia, sucede también con las petroleras y los bancos: corporaciones gigantescas (algunas con presupuestos más grandes que el de la mayoría de los países) están controlando nuestra salud, nuestro medio ambiente, nuestra economía y, cada vez más, nuestras elecciones.

El brote de salmonelosis es sólo el más reciente de una serie de episodios que muestra a una industria alimenticia desenfrenada. Patty Lovera, subdirectora del grupo por la seguridad alimentaria Food & Water Watch, me dijo: “Históricamente, siempre ha habido resistencia por parte de la industria a todo tipo de norma de seguridad alimentaria, ya sea dictada por el Congreso o por otros organismos gubernamentales. Existen grandes asociaciones comerciales para cada sector proveedor de nuestros alimentos, desde los grandes productores agroindustriales hasta las tiendas de comestibles.”

Los huevos contaminados con salmonelosis provenían de sólo dos granjas factoría, Hillandale Farms y Wright County Egg, ambas de Iowa. Detrás de este brote está el emporio del huevo de Austin “Jack” DeCoster. DeCoster es propietario de Wright County Egg y también de Quality Egg, proveedora de pollos y de alimentos para pollos de las dos granjas de Iowa. Patty Lovera afirma que: “DeCoster es un nombre que se escucha mucho cuando uno empieza a hablar con conocedores de la industria del huevo o con personas que provienen de los estados de Iowa, Ohio o de los otros estados en que DeCoster opera. Por eso creemos que DeCoster es el claro ejemplo de lo que sucede cuando tenemos este tipo de concentración y producción a gran escala. No se trata sólo de seguridad alimentaria o sólo de daño ambiental o del trato que reciben los trabajadores. Cuando estamos frente a este tipo de producción masiva, responsable de tantos de nuestros alimentos, se trata de un paquete completo de efectos colaterales negativos.”

La agencia de noticias Associated Press brindó un resumen de las violaciones a las normas sanitarias, de seguridad y laborales presentes en las operaciones de DeCoster con huevos y cerdos en varios estados. En 1997, la empresa DeCoster Egg Farms acordó pagar una multa de dos millones de dólares luego de que el entonces Ministro de Trabajo Robert Reich calificara su granja de “tan peligrosa y opresora como cualquier empresa maquiladora.” En 2002 la compañía de DeCoster pagó un millón y medio de dólares para llegar a un acuerdo en referencia a una demanda legal presentada por la Comisión Federal de Igualdad de Oportunidades Laborales en representación de mujeres mexicanas que informaron haber sido sometidas a acoso sexual, incluso violación, abusos y represalias por parte de sus supervisores. Este verano, otra compañía vinculada a DeCoster pagó ciento veinticinco mil dólares al Estado de Maine por acusaciones de trato cruel a los animales.

A pesar de todo esto, DeCoster ha prosperado en el negocio de huevos y cerdos, lo que lo pone a la altura de otras grandes corporaciones, como BP y los grandes bancos. El derrame de petróleo de BP, el más grande en la historia de este país, estuvo precedido por una larga lista de hechos criminales y graves violaciones de las normas que datan de varios años, una de las más conocidas: la gran explosión de la refinería de la ciudad de Texas que se cobró la vida de quince personas en el año 2005. Si BP fuera una persona, habría ido a prisión hace mucho tiempo.

La industria financiera es otra delincuente crónica. Poco tiempo después del mayor desastre financiero mundial desde la Gran Depresión, bancos como Goldman Sachs, llenos de dinero tras el masivo rescate financiero gubernamental, interfirieron en el proceso legislativo que intentaba controlarlos.

El resultado: un nuevo y ampliamente ineficaz organismo gubernamental de protección del consumidor, además de una implacable oposición a la designación, para la dirección de este organismo, de la defensora de los derechos del consumidor Elizabeth Warren, quien supervisaría a los bancos tanto como el nuevo organismo se lo permitiera. Este es el motivo por el cual se oponen a su designación los banqueros, entre ellos, Timothy Geithner y Larry Summers, a quienes el Presidente Obama nombró como Secretario del Tesoro y Asesor Económico, respectivamente.

Se permite a las corporaciones internacionales operar prácticamente sin supervisión ni regulación. Se permite que el dinero de las grandes empresas ejerza influencia sobre las elecciones, y por ende, sobre la conducta de nuestros representantes. Luego de la decisión de la Corte Suprema en el caso presentado por el grupo de derecha Citizens United, que permitirá donaciones corporativas ilimitadas a las campañas, el problema va de mal en peor. Para ser elegidos y mantenerse en el poder, los políticos deberán satisfacer más y más a sus donantes empresariales. Se podría decir que el zorro vigila al gallinero (y a los huevos podridos que hay en él). Sin embargo, hay esperanza. Existe un creciente movimiento para reformar la constitución de Estados Unidos, para quitar a las corporaciones el estatus legal de “persona jurídica”, concepto por el cual las corporaciones tienen los mismos derechos que las personas normales.

Esto haría que las corporaciones estuvieran sujetas a la misma supervisión que existió durante los primeros cien años de la historia de Estados Unidos. Pero para que las personas sean las únicas con derecho a la participación política será necesario un verdadero movimiento de base, dado que el Congreso y el gobierno de Obama parecen no ser capaces de implementar ni siquiera los cambios más básicos. Como dice el refrán: “si quieres hacer una tortilla, tienes que romper algunos huevos”.

————————–

Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

FUENTE: © 2010 Amy Goodman, fotografía FLICKR por The Field Museum Library

Anuncios

La amenaza de la educación religiosa en las escuelas

¿Porqué los niños tienen la misma religión que sus padres y esta suele ser siempre la verdadera?

Richard Dawkins se hace esta pregunta para introducir la problemática de la eduación religiosa desde tempranas edades.

El número de escuelas de fe en Gran Bretaña se eleva. Alrededor de 7,000 escuelas financiadas por el sector público – un de tres – ahora tiene una afiliación religiosa.

Cuando el gobierno de coalición en el Reino Unido prepara el terreno para más educación a base de fe promoviendo ‘las escuelas libres, el profesor biólogo evolutivo Richard Dawkins piensa que ya está bien de esta forma de alienación.

La película Faith School Menace hecha para Channel 4 presenta una apasionada y rigurosa argumentación en la que Dawkins nos pide reconsiderar las consecuencias de la educación de fe, que, él señala,  adoctrina y divide a los niños y las niñas.

Dawkins también usa su propia historia personal como un padre, sosteniendo que el gobierno debe dejar de financiar nuevas escuelas de fe, y sociedad de impulsos para respetar el derecho de un niño a la libertad de la creencia.

En otros contextos en donde el alcance de la educación pública es muy limitado y los estados son débiles e ineficaces, este problema aparece en formas diferentes pero causando similares consecuencias.  Los sábados y domingos es muy frecuente que diversas iglesias ofrezcan programas de recreación en parques y espacios públicos que no son otra cosa que programas de adoctrinación encuebierta.

Hedonismo

Encontré la siguiente referencia leyendo un artículo que trata sobre el decrecimiento como alternativa al exceso de diseño en las ciudades y me ha parecido de suficiente entidad como para dejarla ahí, trabajando en la mente de algún lector atento …

El decrecimiento como paradigma económico tiene más que ver con una mirada hedonista de la existencia, que con un llamado a la vida espartana.

“Aquellos que abogan por un consumo menos materialista son presentados a menudo como ascetas puritanos que intentan dar una orientación más espiritual a las necesidades y a los placeres. Pero esta visión es engañosa por diferentes razones. Podríamos decir que el consumo moderno no se interesa suficientemente por los placeres de la carne, que no está implicado en la experiencia sensorial, que está demasiado obsesionado por toda una serie de productos que filtran las satisfacciones sensoriales y eróticas y nos alejan de ellas. Una buena parte de los bienes que consideramos esenciales para un nivel de vida elevado son más anestesiantes que favorecedores de una experiencia sensual, mas avaros que generosos en materia de buena convivencia, de relaciones de buena vecindad, de vida no estresada, de silencio, de olor y de belleza… Un consumo ecológico no implicaría ni una reducción del nivel de vida, ni una conversión masiva a la extra-mundanería, sino más bien una concepción diferente de aquello que quiere decir nivel de vida.”

Fragmento de Kate Soper en un texto de Serge Latouche.

Aves del humedal

Un magnífico programa de la Universidad Nacional de Colombia habla sobre las aves emblemáticas como el pato Pico Azul, la Monjita Bogotana y varios tipos de Tinguas que habitan los humedales de la Sábana de Bogotá.


Si quieres ver el programa pincha en la foto de la Tingua bogotana

Si quieres saber más de las aves y los humedales en Bogotá Pincha Aquí.

YULUKA

Armonía.

El hombre se convierte en tigre y el tigre en hombre … una forma de relación con lo de afuera y con las propias emociones, a este equilibrio dinámico, los Kogi le llaman YULUKA.

Unos 3.500 indígenas Kogi sobreviven en las montañas, los valles y los cañones que la acción paciente y milenaria de las fuerzas tectónicas y de los elementos ha formado en la vertiente norte de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Los Kogi conforman en la actualidad un pueblo de agricultores de montaña, ya despojados de todo el esplendor material de sus ancestros, los llamados Tairona. En los valles y pendientes de la vertiente norte de la Sierra, cultivan plátano, yuca, maíz, caña de azúcar, café y otros tubérculos, vegetales y frutas. Más arriba, en los casi estériles páramos cubiertos de frailejón, hierba y niebla mantienen su ganado vacuno medio salvaje. Y sus cerdos, aves domésticas y perros rondan libres en sus pueblos y caseríos, rodeados de bien cuidados campos de coca, cuando sus moradores se hallan presentes. Ello en la medida en que los Kogi viven en un incesante movimiento entre sus campos agrícolas localizados en la parte media e inferior de su territorio actual, y los páramos donde está el ganado. Así estos indígenas tejen las condiciones materiales de su existencia. Siempre de arriba a abajo, de un lado al otro, como en el movimiento que marcan los hilos de algodón cuando en un telar vertical los hombres tienden las urdimbres y atraviesan las tramas para tejer las telas con que ellos y sus mujeres se cubren. Mientras tanto, los sacerdotes nativos, o mámas, y su acompañamiento de discípulos y ayudantes se mantienen la mayoría de los días aislados en sus centros ceremoniales. Allí propician los favores de su deidad principal, que los Kogi denominan como la Madre, creatura femenina que todo lo abarca, el principio y el fin de todo lo que existe, la fertilidad, la tierra misma. En esos templos, o “Cansamarías”, casas de la Madre, los mámas ayunan y adivinan, y observan con el mayor cuidado, los movimientos de los planetas, del sol y la luna en la bóveda de los cielos. Al igual que sus ancestros, los Kogi llevan una rica vida religiosa. ¿Cómo podría ser de otra forma, si es que los Kogi son la gente, la verdadera gente, los Hermanos Mayores, los guardianes del mundo, los hijos preferidos de la Madre? (…)


Toda la vida social de un pueblo Kogi gravita en torno a la figura dominante del |máma. Un buen |máma es como un padre o una madre, siempre nutriendo y cuidando a sus hijos, sus vasallos, los hombres y mujeres Kogi. Un buen |máma conoce de forma minuciosa la llamada Ley de la Madre, la ley de los ancestros, y se sabe de memoria las genealogías de los linajes sagrados que puede recitar en téijua, la antigua lengua de los Tairona que ningún Kogi del común puede entender. Su erudición también incluye los textos sagrados, los cantos y las danzas que detallan los hechos y las proezas de los hijos e hijas de la Madre, y de los sacerdotes y mayores de viejos tiempos. Un buen máma sabe el ritual necesario para bautizar a los niños, para iniciar a los muchachos y muchachas, para adivinar cuando el infortunio y la enfermedad asedian la vida de sus vasallos. Un buen |máma escucha a los vasallos en confesión para determinar así qué ofensa contra la Madre está causando el mal de cosechas y ganados. El |máma, en fin, es el único que puede decidir cuándo se deben realizar los numerosos festivales religiosos, ya que él es un astrónomo consumado y puede controlar el estado del tiempo. En su aislamiento y distancia, al máma se le tiene miedo y respeto. El tiene la autoridad y el poder sobrenatural para hacerla valer, y los vasallos le obedecen cuando habla ya que es un buen |máma, su protector.

Texto de: LOS KOGI DE LA SIERRA NEVADA DE SANTA MARTA CARLOS ALBERTO URIBE T. Departamento de Antropología Universidad de los Andes.

Imágenes de: DE LOS TAIRONAS A LOS KOGI: Una interpretación del cambio cultural ” AUGUSTO OYUELA CAYCEDO