Construyendo ciudad

En la ciudad en la que vivo hay muchos turistas.  La mayoría de los turistas son jóvenes.  Vienen a aprender español y de paso a pasarlo bien.  Llenan de alegría y color muchos de los espacios más tradicionales.  En su maleta vienen otros modos de vivir la ciudad.  Si el día es soleado la Plaza Mayor, testigo en otros tiempos de discursos oscuros y fascistas, se convierte en una playa de piedra: lugar ideal para la merienda.  Sin embargo, a las autoridades de la ciudad esta diversidad de colores, emociones y actitudes les suena a falta de respeto. Perciben un conato de desorden que puede ser contraproducente.  En últimas, sienten que pierden poder.

Las ciudades las hacen los ciudadanos.  Esta tautología aparente debe interpretarse a la luz de la conectividad que signa estos tiempos.

¿Cómo los ciudadanos hacen una ciudad?

A continuación un ejemplo:  Dos estudiantes de intercambio deciden hacer algo en su nueva ciudad … Press the button to:

Espacios se van integrando y desintegrando de acuerdo al modo en que los hacemos nuestros.   Re-significación de lo cotidiano.

Escribiendo estas lineas y pensando en la integración y desintegración me viene a la cabeza un libro de divulgación científica sobre el comportamiento de las partículas fundamentales que recomiendo desde acá:  La puerta de los tres cerrojos de Sònia Fernández-Vidal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s