Un momento al día

Leyendo el Diario rural de Susan Fenimore Cooper hago conciencia de la importancia de observar, detener la inercia del día y contemplar la naturaleza. Un momento al día para reconocer el medio natural y vernos en la manera en que la luna refleja un brillo distinto cada día, la intensidad del trino de algún pájaro al que le seguimos la pista, la manera en que la floración de una planta comienza a decaer, (…)

Algunos afirman que las niñas y los niños de hoy no conocen el medio natural y casi siempre esos que lo afirman no pasan de tener unas referencias básicas de la biología muy alejadas de la contemplación necesaria que requiere cualquier conocimiento de algo, porque es en los matices en los que habita la profundidad de lo que podemos llegar a saber.

El trabajo de estos naturalistas, de estos observadores, ha sido y es de gran valor para desvelarnos la importancia de mantener despierta la curiosidad; condición indispensable para hacer ciencia.

Anuncio publicitario