Sofisma tecnológico

Con frecuencia se escuchan opiniones que caen en el sofisma tecnológico. Aquella creencia arraigada en el sentido común, en que la tecnología determina el rumbo de las sociedades. Se inventó el papel y esa sociedad empezó a conservar información, se inventó la imprenta y se masificó la lectura, se inventó la bicicleta y se favoreció que la gente se desplazara a lugares más lejanos, …

En realidad este sofisma es la consecuencia del determinismo tecnológico que está tan presente en expresiones como «subirse al tren de la tecnología». En el sector agropecuario muchos afirman que la asistencia técnica debe ser menos técnica y más social, menos clorofílica, dicen; y se equivocan. La asistencia técnica debe ser integral y competente.

En realidad los sistemas técnicos son una expresión de los valores, conocimientos y normas de la sociedad. Reducir la comprensión de cualquier tecnología solo mirando los artefactos y considerar que éstos son los que van a imprimir una determinada forma de ser como sociedad es falaz. No hay nada más social que la técnica y por esta razón la democracia tecnológica es uno de los ámbitos más importantes para salir de la crisis actual.

Se inventó el papel porque en la China de la dinastía Han se consolidó la tradición legista y burocrática, que a su vez había hecho esfuerzos por rescatar textos confucianos en soportes de bambú y ese interés por archivar información llevo a una innovación llamada papel. No fue el papel el que hizo que la sociedad escribiera y leyera, fue una sociedad que consideraba importante leer y escribir la que inventó el papel.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s