Archivo de la etiqueta: cooperación al desarrollo

¡Sin futuro!

El próximo 17 de octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

En muchas partes del mundo se llevarán a cabo movilizaciones con el objetivo de recordar a los líderes mundiales su compromiso con la lucha contra la pobreza y sus causas. Campañas cargadas de buenas intenciones que se disuelven en su propia lógica: ¿Quién puede negar que esto es justo y necesario? ¿Hay alguien que necesite que se lo recuerden?  (…)

Cada año las declaraciones grandilocuentes y los eslóganes llamativos (este año”From Poverty to Decent Work: bridging the gap”), alimentan el tedio y la inmovilidad de la política contemporánea.

Me pregunto si a esta lucha la denomináramos  “Erradicación de la acumulación obscena de la riqueza en pocas manos” hubiese sido posible conseguir una declaración por la Asamblea General de las Naciones Unidas como la que hizo posible la resolución 47/196.

Universos de significados que ayudan a configurar la realidad.  De esto sabe Banksy con su resemantización de las calles.  Puestos a sensibilizar en las causas de la pobreza os dejo con la aportación de este artista a Los Simpsons


Anuncios

Participación ciudadana en RED

Hace tiempo he venido sugiriendo que en el diseño de los proyectos de cooperación al desarrollo, bien sean de salud, saneamiento, educación, agua potable, etc., las acciones de formación y capacitación a las comunidades de beneficiarios, deben pasar por una estrategia de participación activa en la vida política-ciudadana de sus localidades, regiones y países.  El déficit democrático es inmenso y la carencia de cultura política uno de los obstáculos más significativos para la sostenibilidad de los proyectos y la mejora continuada de sus comunidades siguiendo una trayectoria virtuosa de progreso.

Es urgente crear herramientas y mecanismos para asegurar y maximizar la transparencia democrática, a cualquier escala: juntas de vecinos, alcaldes, gobernadores, diputados, (…)  como una vía para el empoderamiento ciudadano.

Un ejemplo de herramienta es mySociety.  Su objetivo no es la producción de contenidos, sino la creación de plataformas para que otros los generen. Asimismo, estas plataformas tienen un papel importante facilitando la conexión entre personas y organizaciones con intereses similares en una misma área geográfica y por tanto son un dinamizador de acciones colectivas.

mysociety

Cambiar el mundo con revoluciones pequeñas a escala local …. pequeños cambios que hacen grandes transformaciones.

El arte y los proyectos de desarrollo

Un proyecto de desarrollo busca transformar la realidad.  Se interviene para cambiar, modificar, alterar una situación que va en detrimento de la calidad de vida de las personas que la padecen.  En la formulación del proyecto se proyectan acciones con la intención de remediar una situación.

Estas acciones persiguen unos resultados.  Resultados que en su conjunto deben ser transformadores.

La formulación y articulación de estas acciones es en buena medida un proceso de creación artística.

El arte tiene efectos transformadores.

guernica-pt

Reflexionando sobre este aspecto de la acción intencional, me encontré con las ideas de Freire sobre La vacuidad del arte y me pareció que encajaban en la argumentación de esta nota:

En una época de conocimiento abundante, exuberante y casi excesivo, lo realmente valioso es nuestra capacidad para conectar ideas y personas creando nuevas ideas y contextos. Esta era conceptual necesita creadores capaces de conocer críticamente nuestro mundo, tener visión global, aproximarse con empatía a otras personas y provocar nuevos puntos de vista y sentimientos en sus públicos y pares. La creación en general y el arte en particular son en este contexto agentes imprescindibles para la transformación social. Pero no es éste un papel predeterminado y al que se llega sin esfuerzo; si los artistas quieren jugar ese papel y lograr la relevancia asociada necesitan evolucionar de acuerdo con los cambios que estamos viviendo en nuestra sociedad. Y de la confrontación entre esta esperanza y cierta desilusión con la realidad surge este texto.

¿Cuáles son los problemas de (buena parte) del arte actual?

* Una preocupación exclusivamente formal y estética (la “calidad” del objeto) que convierte la práctica artística en un puro ejercicio formal. Una forma de artesanía, en el mejor de los casos, extraordinariamente depurada.
* La obsesión por el objeto (el producto, “la obra”) olvidando la relevancia del proceso como parte esencial de lo que deberíamos entender como creación.
* La investigación entendida, de una forma simplista, como una forma de reflexión individual e interna. En lugar de lanzarse al mundo para recabar datos, sensaciones y experiencias, el artista se encierra en si mismo y espera en su ensimismamiento que nazca una nueva gran teoría que explique el mundo y que pueda traducir, de nuevo, en un objeto. Una versión reducida de este problema afecta a los artistas que conciben la investigación como un proceso de exploración casual y superficial que sirva como excusa a la creación.
* Suponer que juega un papel transformador y/o una conciencia crítica de la sociedad, sin sentir la necesidad de demostrar o evaluar críticamente como su práctica demuestra ese supuesto rol.
* La incapacidad de colaborar realmente, más allá del encargo para la resolución de problemas técnicos.

Los dos primeros problemas podríamos resumirlos en la patología de la “estética del objeto” que aproxima al artista a algunos diseñadores. Los tres últimos serían las señales de la patología de la “torre de marfil” que los aproximaría a muchos intelectuales y científicos. Al fin y al cabo, un artista que supere estas patologías se convierte en un híbrido peculiar de intelectual, científico y diseñador.

Pero, a pesar de lo anterior, existe una posible (y necesaria) utilidad del arte:

* como un proceso híbrido de investigación y creación que permite, por una parte, entender la realidad (produciendo nuevo conocimiento) mientras, al tiempo, imagina soluciones y futuros alternativos.
* como parte esencial del proceso educativo, que solo puede suceder a partir de la experiencia y que incluye como objetivo esencial la vocación de transformar la realidad.
* como proceso comunicativo al actuar como motor de la interacción social y provocar la participación. La comunicación es, además, una parte esencial de la investigación y educación para una era conceptual que se basa en las conexiones entre ideas y personas.

Una asignatura pendiente

El siguiente estudio presentado por Ofcom (una organización independiente que regula la difusión en el Reino Unido de las telecomunicaciones, televisión, radio y wireless, y también fija y hace cumplir reglas de competencia leal entre las compañías de estas industrias), muestra algunas características importantes sobre el uso de las Redes sociales que paso a destacar:

El rápido crecimiento de estas redes en los últimos años indica que son hoy en día, una tecnología de comunicación relevante para muchas personas:

-La investigación muestra que el 22% de los adultos (mayores 16) y el 49% de los niños entre 8 y 1 años tiene un perfil en alguna red social. Para los adultos, el 49% entre 16 y 24 y decrece con la edad.

-A pesar de que la edad mínima son 13 (14 en Myspace), el 27% de los niños de 8 a 11 años que sabe de la existencia de estos sitios tiene un perfil (y no siempre en redes para niños).

-Más de la mitad lo miran a diario y la mayoría tiene más de un perfil en distintas redes.

-El sitio elegido depende de algunas variables: EL 63% de los niños que tienen perfil en alguna red social, eligen Bebo. Facebook es, para el 62% de los adultos que tienen perfil, el favorito.

-Existe cierta desavenencia en la percepción sobre el control parental en las redes sociales: El 2/3 de los padres dicen estar marcando las reglas, sólo 53% de los niños dice que es así.

1. CLASIFICACIÓN:

Dependiendo de actitudes y comportamiento, los usuarios de las redes sociales pueden clasificarse en:

• “Alpha Socialisers” – (minoría) Gente que usa los sitios sociales en intensos y cortos periodos de tiempo para flirtear, conocer gente nueva o entretenerse (Hombres, por debajo de los 25 años)

• Buscadores de Atención: (algunos) Gente que busca la atención y los comentarios de los demás, posteando fotos y personalizando sus perfiles.(Mujeres y adolescentes hasta los 35 años)

• Seguidores – (muchos) Gente que se une a sitios sociales para estar al día de las actividades de sus contactos en la vida real (Mujeres y hombres, de todas las edades)

• Fieles – (muchos) Gente que usa las redes sociales para recuperar amistades del pasado.(Hombres, mujeres, mayores de 20)

• Funcionales – (minoría) Gente que tiende a usar los sitios de redes sociales con un único objetivo, puntual (Hombres, mayores de 20)

-Los no usuarios también pueden clasificarse en distintos grupos, basados en las razones que se aducen para no utilizar estas Redes socialesl:

• Preocupación por la seguridad, reticentes a dejar datos personales online.

• Poca experiencia técnica, falta de confianza en el uso de computadoras e internet.

• Motivos intelectuales: Consideran las redes sociales como una pérdida de tiempo. La mayoría son adolescentes individualistas y seguros de sí mismos que pasan la mayor parte de su tiempo fuera de casa. Su teléfono móvil es, en mayor medida que el ordenador, fundamental en su vida social.

2. PRIVACIDAD, SEGURIDAD, son conceptos que han cambiado con la aparición de las redes sociales en internet:

No son, en principio, los asuntos que más preocupan a la gente en el estudio, a pesar de que los índices resultan relevantes:

-El 17% de los usuarios en general habla con gente que no conoce en la realidad. Más entre los 16 y 24 años (flirteo, dating). El 35% habla con “amigos de amigos” (Adult Media Literacy Audit 2008).

-Entre el 41 y el 44% dejan las opciones de privacidad en “default” (por defecto):

– El 25% de usuarios registrados en redes sociales decían haber dejado datos personales en sus perfiles (teléfono, dirección postal, email, etc…). Los adultos más jóvenes eran los que mostraban mayor tendencia a hacerlo (34%).

La investigación cualitativa mostró que los usuarios no eran conscientes de los riesgos asociados a este tipo de acciones, debido a distintos problemas o ideas preconcebidas:

• La privacidad y la seguridad son características de las que los sitios, las marcas en sí mismas, deberían preocuparse.

• Falta de confianza en la propia capacidad para gestionar las opciones de seguridad.

• La información sobre seguridad y privacidad no es fácil de encontrar en los sitios.

• Sentimientos de ser invencibles, propios de la juventud.

• Percepción sobre estos sitios como inofensivos en comparación con otros (banca por internet, etc….)

• Percepción de que este tipo de riesgos pueden ser afrontados con facilidad.

La investigación sugiere que la visión sobre el tema varía mucho entre adultos y adolescentes como usuarios, así como también entre éstos y el gobierno: Precisamente compartir detalles y comunicarse con los demás son las premisas de las redes sociales, así que puede ser hasta socialmente “sospechoso” que una persona no lo haga (creo que el concepto de “pudor” o lo que es socialmente correcto mostrar o no también son cosas que, afortunadamente, han cambiado mucho con la aparición de las redes y la vivencia diaria de la diversidad)

Boyd (2007) ilustró distintas estrategias de los adolescentes para protegerse, no de extraños sino de sus propios padres, como entrar detalles falsos en los perfiles,  cambiar opciones de privacidad para que sea necesario haber aceptado a alguien como amigo si quiere ver nuestro perfil o mantener múltiples perfiles para distintos ámbitos.

Otras conclusiones interesantes de este informe de Ofcom son:

-La gente es consciente de la existencia de estos sitios pero no los identifican bajo el concepto de redes sociales sino con el nombre de la marca correspondiente.

-Los sitios más populares son Myspace, Facebook y Bebo (Facebook el más popular)

-Si realizamos una comparación internacional, UK y Canadá son los países con mayor implantación de las redes sociales, más que Francia, Alemania, Italia, Estados Unidos y Japón.

3. MOTIVOS PARA EL USO DE LAS REDES SOCIALES:

-Diversión, llenar el tiempo de ocio: Para la mayoría, su uso no es meramente funcional: la recompensa emocional es alta y lo que busca la mayoría de los que participan en juegos y actividades en las redes sociales.

-Para los niños, una característica fundamental es el uso de formas de comunicación enriquecidas y lúdicas: Pokes, Fives, Love, son algunos de los nombres que reciben estas formas “gestuales”.

Postear, compartir fotos.

-Oportunidad para experimentar y jugar con la identidad. En general, las personalidades online de los usuarios son extensiones exageradas (mas libres y expansivas) de las reales. A pesar de la oportunidad de crear identidades alternativas, que permitan jugar distintos papeles, sólo una minoría de las mujeres más jóvenes reportó haber creado perfiles “de mentira” para jugar.

Al extender sus redes sociales los usuarios pueden comunicarse con gente con la que comparten intereses o  aprender de la diversidad de personas de distintas culturas. Ambos, serían principios fundamentales del “networking” social.

-Podemos leer, en estudios de Boyd, sobre el uso, por parte de adolescentes, de este tipo de sitios como lugares “seguros” desde los que poner a prueba situaciones difíciles offline: quedar, flirtear, construir el propio status social, decidir qué imagen mostrar. También el sentimiento de pertenencia a un grupo que nos presta atención se ve reforzado. Withers (2007) contrastaría el tema con la teoría de que aquellos que ya son competentes en “social skills”, los más extrovertidos, son los que se benefician en mayor medida de las redes.

-Lenhart y Madden (2007) destacan cómo las redes sociales ayudan a los adolecentes a manejar sus amistades “en la realidad”. Las chicas tienden a utilizar en mayor medida las redes en este sentido.

El uso político, activista de las redes sociales, al contrario de lo que podría parecer, es ocasional y anecdótico.

En general, parece, según Livingstone (2007) que las tecnologías no llenan las necesidades y deseos de los adolescentes, cuyo concepto de amistad y de intimidad, tiene matices que ninguna red es capaz de captar.

El significado del perfil se completa con el de la red a la que pertenece y estos enlaces son los que generan las bases de la confianza (Livingstone, 2007) . En el mismo estudio, los adolescentes se presentan a sí mismos de forma distinta dependiendo de su edad: Los más jóvenes elaboran una identidad muy decorada, estéticamente elaborada, mientras que los mayores intentan crear una noción de identidad a través de las relaciones con otros. En ese sentido, hacer públicos algunos datos podría ser incluso contraproducente.

Los videoblogs refuerzan el sentimiento de comunidad, porque ayudan a que haya  implicación emocional y ésto es imprescindible para la generación y mantenimiento de las comunidades.

20070114elpepivin_2

He resaltado con negrita tres cuestiones que me parecen relevantes para abordar el tema de las redes sociales y su uso como instrumento que ayude al cambio social en los proyectos de desarrollo.

Está claro que aún las organizaciones que trabajan en este ámbito no se han implicado lo suficiente para usar estas plataformas potenciando las capacidades de interacción con miras a lograr cambios sociales y políticos.

Conocer otras personas (otros mundos), compartir intereses, implicarse emocionalmente … son las claves del trabajo comunitario en cualquier proyecto de desarrollo.  Estas cuestiones se pueden potenciar usando las redes sociales y las posibilidades que ofrece la Web 2.0 … se trataría de construir cultura ciudadana desde la Red.

Traducción del Executive summary tomada del El caparazón. Viñeta: Máximo

Es imprescindible

reforma-multilateralesLas políticas internacionales multilaterales encaminadas a la resolución de los graves problemas de desarrollo que afectan al mundo no son implementadas debido a la ausencia de la voluntad política y de las fuentes de financiación necesarias.  Muy pocas de las expectativas generadas en las Cumbres de los 90 y en la Cumbre del Milenio de Naciones Unidas (Objetivos de Desarrollo del Milenio incluidos) están siendo cumplidas. Naciones Unidas no cuenta con la capacidad y posibilidades necesarias en estos temas de desarrollo, que parecen haber sido transferidos al mercado, sobre todo a través de las políticas impulsadas por las Instituciones de Bretton Woods y la Organización Mundial del Comercio.

Frente a esta situación, personas de todo el mundo están empezando a reivindicar su derecho democrático a participar en decisiones que tanto afectan a sus vidas. La Sociedad Civil mundial debe jugar un papel clave en el fomento de la democratización del Sistema de Instituciones Internacionales. En consecuencia, esta campaña se plantea impulsar una serie de reformas en las Instituciones Internacionales hacia un sistema de gobernabilidad democrática mundial, a través de procedimientos representativos en los que participen todos los actores de la arena mundial. Su objetivo es contribuir a la creación de una arquitectura mundial coherente, transparente, responsable y eficaz; basada en el desarrollo de una legislación internacional ampliamente aceptada por su valor y legitimidad democráticos; que ponga en el centro del Sistema unas Naciones Unidas más fuertes, más democráticas y con un control efectivo sobre todos sus órganos, agencias y sobre las otras organizaciones multilaterales mundiales. Un sistema institucional que contribuya de este modo a la construcción de un mundo más justo, equitativo, diverso, sostenible y pacífico.

Los objetivos son:

  • Conseguir que se desencadene un proceso de reforma profunda del Sistema de Instituciones Internacionales; conseguir que se desencadenen procesos concretos y específicos de reforma que sean buenos de por sí y que, dentro de un marco coherente, contribuyan al proceso de reforma profunda.
  • Involucrar en este proceso a la máxima cantidad posible de actores presentes en la escena mundial: instituciones internacionales, diferentes niveles de gobierno y Sociedad Civil en un sentido amplio. Incorporar a la Campaña Mundial actores clave del momentum político actual: el mundo de los parlamentarios y de sus organizaciones internacionales; el mundo de las autoridades locales y de sus organizaciones internacionales; grupos gubernamentales y organizaciones regionales y subregionales afines; entidades políticas subestatales; medios de comunicación afines; otras familias de la Sociedad Civil internacional (i.e. movimiento Responsabilidad Social de las Empresas); etc.
  • Seguir elaborando propuestas de la Sociedad Civil (y/o conjuntamente con otros actores) sobre las bases conceptuales, propositivas y metodológicas de la reforma.
  • Contribuir a la construcción de un movimiento social y político internacional capaz de desencadenar el proceso o procesos de reforma.

Si quieres participar puedes adherirte firmando el manifiesto pinchando AQUÍ

Doha: palabras vacuas y voluntad de otra reunión

doha_ffd__logo1La Conferencia de Doha pretendía examinar la aplicación del Consenso de Monterrey.  Había expectativa por parte las algunas organizaciones de la sociedad civil porque además de este esfuerzo por clarificar “el lenguaje de la ayuda al desarrollo”, se lograra con meridiana claridad aumentar la cantidad de dinero que se invierte al desarrollo, especificando las cantidades y ampliando la actuación a los efectos del cambio climático y la crisis financiera en la pobreza.  La situación ha cambiado dramáticamente en estos seis años desde Monterrey, y por tanto había expectación porque en relación con las lecciones de los factores que han causado la crisis financiera internacional, se le pusiera freno a la evasión de los recursos fiscales y de capitales de la mayoría de empresas transnacionales cuando actúan en suelo de países pobres;  así como una reforma del sistema multilateral financiero, especialmente del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, de manera que su gobernanza fuera más representativa y democrática.  En Doha solo se han coseguido tibias manifestaciones en este sentido, sin alcanzar ningún compromiso relevante.

En el comunicado final, llamado “Documento de Doha”, los firmantes subrayaron la necesidad de efectuar una reforma fiscal y destacaron la importancia de que las naciones industrializadas cumplan con el objetivo de otorgar el 0.7% de su Producto Interno Bruto (PIB) a la ayuda al desarrollo.

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D´Escoto, dijo que “el encuentro ha sido un éxito porque se han dado los primeros pasos en la reforma del sistema financiero mundial” …. ¿éxito?

“Hemos acordado que estos cambios deben responder a las necesidades y preocupaciones de las naciones, ricas y pobres, Norte y Sur, y ese proceso de cambio será inclusivo y democrático”, afirmó.

Agregó que de esta manera ha comenzado el difícil proceso de reconstrucción de la confianza en las instituciones financieras internacionales.

Sin embargo ha quedado una vez más la sensación de que la crisis financiera ha hecho pasar a un segundo plano todos los otros temas, y ante todo la lucha contra la pobreza. Ha costando mucho movilizar la atención de los medios de comunicación masivos en torno a la importancia de la conferencia de Doha para avanzar en temas de desarrollo y ayuda a los que, paradógicamente más que nadie, están siendo víctimas de la crisis.

Como bien señala Ariane Arpa en Doha se reafirman los compromisos de Monterrey, hay acuerdo sobre la necesidad de reformar la gobernanza internacional, pero nada concreto. Y sobre todo, la sensacion es de “más de lo mismo“, cuando haría falta un replanteamiento global de nuestro sistema de vida, y buscar un modelo de desarrollo sostenible, que permita un mundo justo guiado por los derechos humanos.