Archivo de la etiqueta: progreso

Responsabilidad con la realidad

Una de las “ocupaciones de esta bitácora” es la de proponer puntos de vista sobre la idea de desarrollo.

El sentido de responsabilidad de cada uno sobre la realidad que habita es una de las condiciones imprescindibles para alcanzar niveles aceptables de ciudadanía y democracia.  En los proyectos de cooperación al desarrollo no es fácil romper el ciclo perverso de “ayuda” que objetiviza al “otro” y lo convierte en un cosumidor de asistencia.

Malecón de Santo Domingo

Hoy he leído un breve artículo de Andrés Schuschny en el que analiza el carácter ontológico de la realidad y propone un enfoque moral que vale la pena tener en cuenta.

¿Hasta qué punto cada uno de nosotros es responsable de conformar la realidad económico-socio-ambiental que nos circunda?. La realidad es un pálpito colectivo que late en cada uno de nosotros, estoy convencido que es una creación de la que todos somos responsables, y por eso, nuestra intervención, en cualquier ámbito o escala que consideremos, es parte de su constitución. Nuestros pensamientos y acciones por insignificantes que parezcan contribuyen a afirmar y revalidar la situación que nos circunda. No basta con observar y criticar a los demás, a la política, a los ricos, al corrupto de turno, etc., si no somos capaces de ponernos en cuestión y darnos cuenta que, por infinitesimal que parezca, nuestra forma de involucrarnos en la realidad, tanto a través de nuestras acciones como de nuestros pensamientos, es responsable de constituirla y cristalizarla.

Toneladas de tinta y papel se insumen intentando explicar cómo deberían desarrollarse las naciones. Los anaqueles de las bibliotecas están plagados de recomendaciones de políticas sociales y económicas que tratan al desarrollo sólo a partir de sus aspectos cuantitativos mensurables. Los problemas sociales y económicos que nos aquejan a nivel global, no son sólo producto de la escasez de recursos materiales o de la perversidad que nos infiere la naturaleza, sino de nuestra deficiente condición para darnos cuenta que cada uno de nosotros es arte y parte de tales problemas.

Estoy convencido de que el desarrollo, en un sentido integral, debería ser pensado como un proceso que involucra elementos, no sólo económicos y sociales, sino que también incorpora aspectos culturales, psicológicos, ambientales y (por cierto) espirituales. Esto es lo que he tratado de explicitar en muchas entradas de este blog.

Es necesario poner al ser humano, a cada uno de nosotros, en el centro de todo el proceso generativo de la realidad, como sus actores-productores, es necesario dejar de pensar en la realidad de un modo objetivable. Más allá del grado, TODOS SOMOS RESPONSABLES.

Tomado de: Humanismo y Conectividad

Participación ciudadana en RED

Hace tiempo he venido sugiriendo que en el diseño de los proyectos de cooperación al desarrollo, bien sean de salud, saneamiento, educación, agua potable, etc., las acciones de formación y capacitación a las comunidades de beneficiarios, deben pasar por una estrategia de participación activa en la vida política-ciudadana de sus localidades, regiones y países.  El déficit democrático es inmenso y la carencia de cultura política uno de los obstáculos más significativos para la sostenibilidad de los proyectos y la mejora continuada de sus comunidades siguiendo una trayectoria virtuosa de progreso.

Es urgente crear herramientas y mecanismos para asegurar y maximizar la transparencia democrática, a cualquier escala: juntas de vecinos, alcaldes, gobernadores, diputados, (…)  como una vía para el empoderamiento ciudadano.

Un ejemplo de herramienta es mySociety.  Su objetivo no es la producción de contenidos, sino la creación de plataformas para que otros los generen. Asimismo, estas plataformas tienen un papel importante facilitando la conexión entre personas y organizaciones con intereses similares en una misma área geográfica y por tanto son un dinamizador de acciones colectivas.

mysociety

Cambiar el mundo con revoluciones pequeñas a escala local …. pequeños cambios que hacen grandes transformaciones.

Progreso y tecnología

En un artículo anterior tocaba el tema de la ciencia ficción.

Dos grandes referentes de este género en el cine son Metropolis y Blade  Runner


El temor al gobierno de las máquinas es, en última, el miedo a nosotros mismos.

La tecnología puede converger con el cambio social siguiendo una trayectoria de progreso y emancipación, si se regula por autoridades democráticas y legítimas.  Una asignatura pendiente.

El agua es sagrada

La distancia entre el agua y nuestra propia vida es mínima.  No se puede pensar en llevar a cabo cualquier actividad si se carece de este preciado líquido.

Un asentamiento humano que carece de este recurso está en una situación precaria.  Muchos proyectos de desarrollo se esfuerzan por llevar agua potable y saneamiento a estos lugares para mejorar la calidad de vida de las personas que allí viven.  El efecto es evidente e inmediato.

dscf0040

Acueducto de Tilorí (Haití)

Sin embargo, el agua no es solo un líquido.  El agua en el Planeta solo se comprende a través de su ciclo.  Un eterno movimiento que es define muchos rasgos del ecosistema.

La gestión del agua no puede ser agena a esta realidad.  Al definir al agua como recurso y desde allí vislumbrar la tentadora idea de convertir su manejo y calidad en negocio se abre la puerta al comercio de la vida misma.  Un matiz  sutil pero profundo. Por esta razón algunos pueblos se refieren al agua como a algo sagrado.  Llevan razón.

El agua es un derecho del que carece más de 1000.000.000 de personas en el mundo según la Organización Mundial de la Salud.

En estos momentos se está llevando a cabo en Turquía (Estambul) el Foro Mundial del Agua, este evento se organiza cada tres años organizado por el World Water Council y el país anfitrión. Es un encuentro que busca poner el tema en la agenda internacional.  La situación es grave.  Ojalá que este Foro de actores permita que los gestores y responsables políticos avancen hacia una normativa y unas estrategias que convengan a la propia estrategia de la vida en el Planeta.

Se requieren hechos y no declaraciones.

A continuación el Boletín de actividades diario: