Bitácora fotográfica

Tener memoria de las imagenes de nosotros mismos o de los lugares, expande la percepción del movimiento.  Es decir, de las trayectorias vitales o evolutivas que marcan a las pesonas y sus entornos.

Los ejercicios de diario fotográfico, bien sea en la versión de bitácora vital o evolución de lugares pueden servir para constatar ese devenir  y así romper ese interesado bloque monolítico de opiniones que llevan a creer en la imposibilidad de que las estructuras cambien …  «Pequeños cambios puntuales – pueden suponer grandes transformaciones generales».  Desde el punto de vista gráfico constatamos con más facilidad cómo son las interrelaciones de las partes con el todo: cómo opera el ciclo hermenéutico.

Durante 17 años Steven Hoskins tomo dos fotografías diarias de su cabeza siguiendo el mismo patrón de rotación de la Tierra.  El resultado, haciendo un vídeo usando time lapse, es el siguiente:


Anuncio publicitario