Archivo de la etiqueta: violencia

Muros

(Del lat. murus).

1. m. Pared o tapia.

2. m. muralla.

3.obra defensiva que rodea una plaza fuerte o protege un territorio.

¿De qué nos protegen? ¿A quienes protegemos?

Anuncios

La subversión de la identidad

Hoy ha coincidido que recibo de fuentes diferentes la siguientes reflexiones que paso a compartir:

Judith Butler ha dicho:”(…)Este rechazo a subordinarse a una unidad que caricaturiza, desprecia y domestica la diferencia se convierte en la base a partir de la cual desarrollar un impulso político más expansivo y dinámico. Esta resistencia a la “unidad” encierra la promesa democrática para la izquierda.”

De otro lado, el director tinerfeño Guillermo Ríos presenta este cortometraje en el que muestra la situación de las mujeres en ciertos países de África …

Emociones y política

Interesantes trabajos, como los de Antonio Damasio, hay en neurobiología que muestran la relación entre emociones y sentimientos. Un terreno complejo que determina en gran medida la manera en que después actuarán las razones.  ¿Qué pasa cuando extrapolamos esto a la política?

Política, odio y otras emociones.

La política es asunto de intereses. Pero no habría política si los intereses no se vistieran con razones y si el vestido de razones no modificara a veces los intereses vestidos con ellas. Sin debates entre razones, no habría ideologías y la polarización política se reduciría a una lucha de intereses.

Sin embargo, tanto razones como intereses son a veces frágiles frente a las emociones. Fácilmente los actores políticos se pueden dejar llevar por emociones y actuar contra su interés o contra sus razones. Tal vez por eso las Constituciones y los partidos acuden a mecanismos de auto-atadura (self binding) como los compromisos previos o la elevación intencional de costos para prevenir e impedir decisiones inconvenientes basadas en emociones.

edro sobrio se amarra las manos para cuando Pedro esté borracho.

Pero la política necesita emociones. La política es impensable sin algún grado de movilización emocional. Al fin y al cabo la política es tema de acciones (individuales y colectivas) y las emociones son una motivación potente de la acción. En el conflicto entre razón e interés muchas veces quien define al ganador es la emoción. Por eso las elecciones y la ambientación de muchas políticas públicas son en buena parte procesos emocionales.

La polarización política puede enfrentar motivaciones de distinto tipo entre sí (intereses, razones, emociones) o puede enfrentar intereses con intereses, razones con razones y emociones entre sí. La polarización que así se obtiene caracteriza en un momento dado el campo político y sus posibilidades de evolución. La intensidad de la polarización (incluida la intensidad de las emociones sentidas hacia el rival, competidor o enemigo) y el tipo de emociones sentidas influyen notablemente en el hecho de que los conflictos se mantengan dentro de la política o pasen a ser conflictos violentos.

Carl Schmitt (La noción de lo político y El concepto de partisano) considera que la base de la política es la enemistad. La política, practicada por profesionales, sería entonces el arte de encausar esa enemistad por las vías del derecho y de la competencia democrática. Odio, resentimiento, rabia, miedo y desprecio serían ejemplos de emociones presentes en los conflictos violentos (Roger Petersen) pero susceptibles de desvanecerse en el tiempo y/o de alimentar la acción política. ¿Qué causa el odio? ¿cómo se expresa? ¿a qué acciones conduce? ¿qué emociones provoca en el odiado? Las mismas preguntas pueden hacerse sobre otras emociones presentes en la política, incluidas emociones positivas.

“Igualdad de derechos para todos” vs. “primero los derechos de los más excluidos” son argumentos impersonales que provocan emociones positivas que compiten. ¿Algún día la política implicará exclusivamente competencia entre variantes de lo bueno? Las anteriores consideraciones y preguntas son apenas un esbozo para animar a participar en el seminario.

Fuente: Antanas Mockus, en: Política, odio y otras emociones.

La memoria

En la película The Reader, protagonizada por Kate Winslet, Ralph Fiennes y David Kross, y dirigida por el británico Stephen Daldry (director candidato al Oscar por la película Las Horas en 2003), el guión es una adaptación de David Hare basado en la novela homónima, El lector (Der Vorleser) de Bernhard Schlink, hay una referencia interesante a la Memoria en los procesos de justicia y reparación.

Dice el profesor de derecho a su alumno: (…) si todo este proceso no sirve para que gente como tu no cometa los errores que cometimos la gente como yo, entonces no hemos hecho nada.

Invito a reflexionar sobre ello …

Acciones ciudadanas

Leo ejemplos de empresas abiertas basadas en redes de colaboración.  Ideas que hace unos años sonaban a utopía o a cooperativismo superado.  La evidencia de casos como Wikipedia o software libre ponen de manifiesto que es posible formas de organización que se integran con mecanismos de mercado y se basan en redes abiertas y no en colectividades cerradas y aisladas como eran habituales en las comunidades pre-industriales.  Formas colaborativas que podrían incursionar en el negocio financiero.

Otra vertiente de los principios de actuación que orientan estas acciones son las que conducen a la participación ciudadana en busca de sociedades libres y abiertas.

Estos principios de participación colectiva son atractivos y sirven para diseñar formas de participación ciudadana.  En contextos de déficit democrático y debilidad institucional, cuando se comienza a imponer la Ley del más fuerte en la que amenazas contra la vida de las personas e intimidación se vuelven el proceder de los fuertes en contra del bien común.

Frente a esta manera de actuar, los mecanismos de colaboración son el único antídoto, cuando la fuerza de la mayoría termina imponiéndose al temor y al miedo.  Un buen ejemplo de esta situación acontece en Colombia, en donde las amenazas de muerte y la intimidación están siendo derrotadas con acciones ciudadanas de gran valor como la siguiente:

panfleto

Esta forma de actuar es una manera de tejer ciudadanía que conlleva toda una metodología de acción para des-armar los panfletos anónimos que circulan por las ciudades:

El punto de partida es dejar la indiferencia.  Hay que  actuar por la vida:

1.Reúnase con amigos cercanos, conocidos o interesados.
2. Justifique por que la vida es sagrada. Escriba 5 motivos  por los cuales la amenaza y la intimidación la ponen en riesgo.
3. Si quiere decir que no está de acuerdo con algo, diga mejor con que sí está de acuerdo.
4. Si tiene mucho que decir haga varios des – panfletos.
5. Divulgue su escrito, hágalo público, así puede sumar.
6. Firme su escrito con las demás personas que lo construyeron. Más valiente que una amenaza anónima es una defensa frontal a la vida.
7. Invite a otros a desarmar el panfleto, a hacer y divulgar sus des panfletos.
8. Donde haya población amenazada repita con dulzura la consigna “los queremos vivos, nos queremos vivos”.

La paz y los recursos naturales

Los procesos de paz en zonas de guerra, cuando el componente del control sobre los recursos naturales está  asociado al conflicto, tienen más probabilidad de fracasar en los primeros cinco años. La maldición de los territorios con  recursos naturales valiosos ha sido un hecho determinante en el conflicto interior en escenarios terribles de la guerra tales como la república democrática del Congo y de Liberia.

De otro lado, el cambio climático y el crecimiento de la población demandando cada vez más recursos naturales, tales como agua y tierra de cultivo, aumentarán la presión ambiental generando tensiones sociales que puden hacer que estalle fácilmente un conflicto armado.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha publicado un informe titulado: From Conflict to Peacebuilding – the Role of Natural Resources and the Environment en el que analiza esta problemática.

Los puntos centrales del informe son:

1. Desarrollar capacidades en el marco del sistema de las Naciones Unidas para que puedan crear un mecanismo de alertas tempranas que permita realizar acciones en los países vulnerables a los conflictos por el control de sus recursos naturales.  Al mismo tiempo mejorar las capacidades para alcanzar una mejor gobernanza de los recursos naturales debería ser visto como un mecanismo eficaz para la prevención de conflictos.

2. Mejorar la vigilancia y protección de los recursos naturales durante los conflictos: La comunidad internacional necesita incrementar la vigilancia de los recursos naturales valiosos en el comercio internacional en orden a minimizar el potencial de estos recursos para financiar conflictos.  Se requieren nuevos y mejores sistemas legales internacionales para la protección ambiental y de estos recursos durante los conflictos armados.

3. Inlcuir los recursos naturales como parte de las estrategias para el mantenimiento de la paz.  Durante los procesos de paz este tema debe ser tratado por las partes implicadas con suficiente información para que puedan tomar decisiones convenientes que sean mantenidas una vez se logren los acuerdos.  También se debe contemplar en el manejo postconflicto el tema de la gestión del medioambiente y los recursos naturales para que se fortalezca su gobernanza y se construya una paz sólida y duradera.

4. Una vez se ha alcanzado la paz, permitir una gestión de los recursos naturales en las zonas de postconflicto, que les ayude a fortalcer su economía y a desarrollar las instituciones con miras a fotalecer su ciudadanía.  Para esto se debe contar con el compromiso de la comunidad internacional y de las organizaciones internacionales de comercio para que se establezca un comercio justo que redunde en el fortalecimiento.

Fuente: Eldis, UNEP.

Esta crisis es más urgente

congodemRebecca Wynn, portavoz de Oxfam Internacional, está en la zona y describe la situación en la República Democrática del Congo de esta manera:

“La tregua en los combates nos han permitido evaluar las necesidades y planearnos doblar nuestra respuesta. Es imprescindible que el alto al fuego se mantenga para que la ayuda pueda llegar a los que más la necesitan.  En el campo de Kibati se han instalado letrinas básicas y bombas de agua antes , pero ahora están sucias y necesitan mantenimiento para evitar el brote de epidemias”

Las personas que están aquí no tienen comida y tienen hambre. Muchos se desplazan a los campos de bananeras alrededor de los campos pero esto es muy peligroso porque se pueden encontrar con soldados ebrios que andan por esa zona. Al salir arriesgan sus vidas por el hambre y la desesperación.

Hay muchas personas que llegan al campo pero también hay otras que se arriesgan a partir. Quieren regresar a sus casas, me dicen. “No queremos estar aquí. ¿Por qué tenemos que vivir en estas tiendas de lona si tenemos nuestras casas?”. El problema está en que regresar implica un riesgo muy alto. Tienen que escoger entre quedarse aquí sin comida o arriesgarse a retornar a sus casas”.

Wynn ha afirmado que la respuesta humanitaria puede ser interrumpida en cualquier momento.

congo“La situación sigue muy tensa. Se ha decretado el alto al fuego pero esto puede cambiar. La comunidad internacional debe mantener la presión diplomática para encontrar una solución al conflicto”,

Antecedentes: La República Democrática del Congo y otros cinco estados de la zona firmaron el Acuerdo de Alto el Fuego de Lusaka en julio de 1999. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas creó la MONUC el 30 de noviembre de 1999 para mantener el contacto con las partes y realizar otros trabajos, incorporando personal autorizado por la ONU en resoluciones anteriores. El 24 de febrero de 2000 el Consejo amplió el mandato de la misión, así como su envergadura. A día de hoy la situación en es muy tensa. El número de las personas internamente desplazadas (IDP) y de los campos de IDP ha subido dramáticamente, puesto que desde el 28 de agosto, el conflicto actual en Kivu del norte, ha agravado la situación humanitaria en el este del Congo.